Comparte nuestro contenido

Con el objetivo de conservar y proteger la flora y fauna del Humedal Vientos del Chelenko de Puerto Ingeniero Ibáñez, se ingresó este miércoles 01 de junio la primera solicitud de declaratoria de Humedal Urbano de la Región de Aysén ante la Seremi de Medio Ambiente. Una iniciativa que nació desde la comunidad y que fue impulsada por la Ilustre Municipalidad de Río Ibáñez.

El Humedal Vientos del Chelenko está ubicado en la localidad de Puerto Ingeniero Ibáñez y forma parte de la costanera del Lago General Carrera, del cual 65,63 hectáreas constituyen el polígono que busca ser declarado Humedal Urbano. Un cambio de denominación legal, que tiene como finalidad proteger los ecosistemas de humedales que se encuentran “total o parcialmente dentro del límite urbano” de acuerdo a la Ley Nº21.202.

Por tal motivo, desde inicios de este año la Oficina de Fomento y Turismo de la Municipalidad de Río Ibáñez, junto a organizaciones locales, la Universidad Austral, Copec y su aliado técnico, la Fundación Kennedy; elaboraron un expediente para solicitar la declaración de Humedal Urbano, el cual fue entregado este miércoles primero de junio por el alcalde de la comuna de Río Ibáñez, Marcelo Santana Vargas.

El alcalde Santana, afirma que espera una pronta respuesta por parte del Ministerio de Medio Ambiente “deseamos tener dentro de las próximas semanas una resolución que declara a este humedal urbano, un anhelo de nuestra comunidad y que ha sido empujado por nuestros vecinos, que busca por sobre todo la protección de este valioso lugar ecosistémico”.

La iniciativa fue bien recibida por el Seremi de Medio Ambiente de la Región de Aysén, Julián Cárdenas Carvajal “es un hito tremendamente relevante, por cuanto estos humedales en sí son grandes reservas de agua en primera medida, pero no solo eso, también son un elemento fundamental en la batalla que estamos dando como humanidad al cambio climático” afirmó tras recibir la ficha de solicitud.

De acuerdo al conocimiento científico, los humedales cumplen un rol clave en la mitigación del cambio climático, ya que potencian los procesos hidrológicos y ecológicos de su entorno, favorecen la mitigación de inundaciones, capturan y filtran afluentes que bajan de los glaciares cordilleranos, previenen inundaciones, entre otras características beneficiosas para su entorno.

Sin embargo, este lugar de gran valor paisajístico y ecosistémico, que cuenta con la presencia de más de 30 especies de flora y 50 especies de avifauna, se ha visto constantemente amenazado por el ingreso de animales domésticos, el paso de automóviles, el ingreso de ganado, contaminación, etc.

Ante estas situaciones que se replican a lo largo del país, la Ley de Humedales Urbanos entrega a los municipios herramientas concretas para proteger estos ecosistemas, a través de la elaboración de Ordenanzas Generales y del requerimiento de ser incluidos en los Instrumentos de Planificación Territorial a toda escala como “área de protección de valor natural”.

Una de las vecinas que formó parte de esta iniciativa fue Roxana Pinto, encargada del Comité Ambiental de la Agrupación de Turismo de Puerto Ingeniero Ibáñez “creo que soy una de las más felices con esta noticia, llevábamos años preguntando qué se podía hacer y la verdad, yo doy por hecho que este va a ser el primer Humedal Urbano de la Región” afirmó.

El siguiente paso es esperar a que la ficha de solicitud de Humedal Urbano, sea evaluado y aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente, para posteriormente ser publicado en el Diario Oficial.  


Comparte nuestro contenido