Comparte nuestro contenido

*Hace siete meses que las socias del Sindicato La Roca de la localidad perteneciente a la comuna de Coyhaique, se encuentran sin trabajo.

Mujeres y hombres integrantes del sindicato La Roca de Villa Ortega manifestaron su molestia pues dicen sentirse olvidados por las autoridades locales y regionales debido a la gran problemática que viven ahora y tiene relación con la cesantía por la cual pasan hace más de siete largos meses.

Agrupados en esta organización, madres solteras, adultos mayores y personas en situación de discapacidad solicitan de forma urgente la presencia de la primera autoridad regional, la gobernadora Andrea Macías, también de parlamentarios, seremi del Trabajo, concejales y del alcalde Carlos Gatica, de quien reclamaron, no los ha visitado desde que estuvo en campaña electoral.

Este sindicato tiene como socias principales a mujeres y hombres extrabajadores del programa de emergencia más conocido como PMU que recordemos presentó problemas en Coyhaique para poder ser ejecutado debido a la falta de rendición de cuentas de proyectos, situación que se arrastra desde la anterior administración del exalcalde Alejandro Huala Canumán y que trajo lamentables efectos colaterales para familias de escasos recursos que apoyaban su economía en la estabilidad a plazo fijo de estos proyectos.

Zenalia  Navarrete, una de las integrantes del sindicato La Roca de Villa Ortega nos comentó la difícil situación que están viviendo en la lejana localidad. Entre lágrimas sostuvo que “nosotros necesitamos trabajo, hay mucha cesantía acá en la Villa, somos dueñas de casa, muchas arriendan y no tenemos nada acá. Nos han venido a ofrecer proyectos pero hasta mientras nosotros necesitamos trabajo ya porque estamos siete meses sin tener un ingreso, más con niños chicos”, relató, agregando que lo que piden es una oportunidad laboral, “yo vivo con mi hija y no tengo ningún ingreso estable. Vendo cojines pero eso no me da, y no solo a mí, sino que a todas mis compañeras, es lo que necesitamos en la Villa”, expresó.

Su compañera de sindicato, Jenifer Nehuel reafirmó lo comentado por Zenalia, señalando que esperan que las autoridades puedan apoyarlos para poder seguir siendo la fuerza trabajadora de la localidad.

“Estamos pasando por un problema grave para mí y mis socias. No tenemos trabajo, puros cuentos desde el municipio al Gobierno Regional y ahí están tirándose la pelota, así que no tenemos solución hasta el momento. No sé qué seguiremos haciendo, solo que seguiremos luchando, quizás iremos a la radios, porque estamos pidiendo aunque sea canastas o vales de gas, pero nada hasta el omento…”.

Los vecinos indicaron que fueron visitados por la gobernadora regional quien señaló que desde el Gobierno Regional se intenta levantar un proyecto ligado al turismo, situación que habrían aceptado, pero lamentablemente se dará en un largo plazo y sus necesidades no pueden seguir sosteniéndose en el tiempo. En esa línea, Susana Alvarado añadió que “tengo tres hijos, mi marido trabaja en la leña cuando se puede, nosotros arrendamos y se nos complica que yo no tenga pega. Aunque sea unos meses para tener un ingreso en la villa”, sostuvo, aprovechando la instancia para reclamar por el abandono de la localidad por parte de la autoridad comunal, “al alcalde yo lo vi cuando vino a buscar el voto, de ahí no lo he visto más. Espero que nos escuchen y nos tomen en serio, porque supuestamente iba un proyecto con Conaf, el que finalmente no salió, yo creo que nos dijeron eso para que la gente se calme un poco…”, reclamó la vecina.

Finalmente, las socias y socios del sindicato La Roca, preocupados y organizados para poder lograr una instancia que les permita generar recursos señalaron que han solicitado la presencia de las autoridades en una reunión que se realizará este viernes 22 de abril a las 10 de la mañana en la sede emplazada en la villa, donde esperan contar con la presencia de todos a quienes les expondrán la cruda realidad que enfrentan hace siete meses, reunión de la que esperan se pueda obtener importantes acuerdos que permitan en corto plazo poder obtener fuentes de trabajo para personas que fortalecen nuestras zonas rurales.


Comparte nuestro contenido