Comparte nuestro contenido

El Delegado Presidencial Regional, Rodrigo Araya Morales, y la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Andrea Méndez, encabezaron la certificación.

Cerca de 20 tutoras de Residencia Familiar Estudiantil de la provincia de Coyhaique, fueron certificadas en Empoderamiento Personal, como parte de un programa de capacitaciones organizadas por la Delegación Presidencial Regional de Aysén y la Fundación para el Desarrollo de la Mujer, Prodemu.

El Delegado Presidencial Regional, Rodrigo Araya Morales, acompañado por la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Andrea Méndez, encabezaron la certificación, realzando la equidad de género como uno de los ejes del gobierno del Presidente Gabriel Boric.

“Las tutoras del Programa de Residencias Familiares fueron capaces de determinar algunas necesidades y se articularon los servicios públicos desde la Delegación junto con Prodemu, que hizo estas sesiones donde abordaban el empoderamiento de las mujeres y cómo se expande esto con sus familias y con los alumnos que ellos reciben. Son alumnos que vienen de distintos lugares de la región durante varios años y esas vinculaciones son muy importantes para irlas actualizando y desarrollando habilidades. Ellas están activamente trabajando con gente joven, por lo que esto es muy potente”, destacó el Delegado Rodrigo Araya.

Para la presidenta de la Agrupación de Tutoras de la Delegación Presidencial Regional, Jéssica Saavedra Pérez, la formación continua de las mujeres constituye un aliciente para la labor cotidiana en sus hogares.

“Somos 88 tutoras que estuvimos en la capacitación en Prodemu. Agradecidas de Prodemu que siempre está preocupado de la capacitación de nosotras las tutoras y del Delegado Presidencial que desde la primera vez que conversé con él nos prestó toda la ayuda que estaba en sus manos para ayudarnos como tutoras”, indicó.

La seremi Andrea Méndez destacó el rol de Prodemu en el desarrollo de iniciativas ajustadas a la expectativa expresada por diferentes grupos de mujeres capacitadas.

“En primer lugar, valorar el trabajo que realizan las tutoras en el desarrollo social, afectivo y académico de los estudiantes de la Región de Aysén y, al mismo tiempo, el trabajo formativo que realiza Prodemu, porque es instalar ciertas áreas que para nosotros como ministerio son fundamentales, principalmente, en lo que tiene que ver con prevención de violencia. Que ellas lo puedan estar desarrollando con jóvenes desde el ámbito familiar, es tremendamente significativo”, concluyó.

Cabe señalar que más de 80 mujeres forman parte del Programa de Residencia Familiar Estudiantil en la provincia, proporcionando alojamiento a estudiantes en el hogar de una familia tutora que, complementariamente, brinda alimentación y apoyo afectivo, además de recibir apoyo pedagógico a través de las entidades ejecutoras, con el objetivo de favorecer el acceso, permanencia y término en el sistema educacional, tanto en educación básica, media como superior.


Comparte nuestro contenido

By Diario Cóndores del Baker

Empresa productora de medios y radiodifusión