Comparte nuestro contenido

60 mujeres en la región de Aysén, de un total de 1365 personas a nivel nacional, asistieron al lanzamiento del Programa Mujer Emprende 2022 del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, SernamEG. La ceremonia se realizó de manera telemática, en el marco de los resguardos sanitarios para el manejo del COVID – 19. En la oportunidad, las nuevas integrantes pudieron conocer el funcionamiento de una de las líneas del modelo programático, que corresponde a la Escuela Mujer Emprende; la que se ejecuta vía convenio con la Corporación Simón de Cirene.  

Durante su intervención la Directora Regional Subrogante de SernamEG, Carla Arriagada Malagueño, dijo: “como Servicio trabajar en las autonomías de las mujeres es uno de los pilares fundamentales que tenemos como institución. Esta Escuela trabaja con la autonomía económica y esta es importante, ya que siempre es afectada cuando ocurren hechos que no podemos manejar,  por ejemplo, la pandemia. Las más afectadas han sido las mujeres. Cuando pensamos en emprendimientos estos surgen debido a circunstancias diversas, para las mujeres se instala en un gran porcentaje, con el propósito de poder compatibilizar la vida laboral con la vida familiar”.      

Uno de los resultados del informe de resultados “El Microemprendimiento Femenino en Chile” elaborado por la Unidad de Estudios del Ministerio de Economía, publicado a fines del año 2020, establece que respecto a los beneficios percibidos al realizar una actividad como independiente para las mujeres el principal beneficio se vincula a la flexibilidad. Este se refiere a realizar tareas domésticas y de cuidado con un 36,70%, mientras que entre los hombres el principal beneficio es no tener jefe con un 34 %.

Por su parte, la Directora Ejecutiva de la Corporación Simón de Cirene, Alejandra Canessa Botteselle, sostuvo que “este Programa nos conecta profundamente con nuestro sentido y esencia, ya que la misión de Simón de Cirene consiste precisamente en acompañar a las personas a cumplir sus propósitos, por lo que estamos muy emocionadas de poder compartirles este proceso para avanzar en sus sueños. En este camino no van a estar solas, porque habrá profesoras y tutoras que trabajarán constantemente para hacer seguimiento a sus aprendizajes. Los cursos tienen un enfoque de género y están pensados para ustedes, buscando entregarles herramientas de manera práctica para que puedan fortalecer y hacer crecer cada uno de sus negocios”.        

Durante la ceremonia, la ex participante de la intervención programática y ganadora del premio Mujer Emprende por su destacada trayectoria, Silvana González Caipillan, manifestó: “al igual que ustedes tenía las mismas ganas de seguir emprendiendo, para ampliar mis conocimientos y aplicarlo a mis artesanías. En su momento, dude si podía dar ese paso, porque las que somos madres podrán entender que nuestros tiempos se reducen muchísimo; pero en los cursos de la Escuela me encontré con gente muy buena y profesional que me motivaron a seguir, lo que me permitió darme cuenta de mis capacidades. Aprendí conceptos como el Canvas, Marketing y el Elevator Speach que son las tres bases importantes para sacar adelante un emprendimiento. Gracias a la Escuela Mujer Emprende se me dieron nuevas oportunidades y se abrieron puertas, participé en la Feria Indígena y logré clientes de otras regiones. No me queda más que decirles que crean en sus capacidades y que estén dispuestas a adquirir nuevos conocimientos”.      

El Programa Mujer Emprende otorga herramientas técnicas y de gestión a mujeres, a fin de fortalecer sus competencias y habilidades, potenciando el crecimiento, viabilidad y sostenibilidad de sus negocios; y favoreciendo además su acceso a espacios de formación para generar nuevos canales de comercialización para el desarrollo de sus emprendimientos. Para ello, los temas técnicos de gestión de negocios con perspectiva de género, el trabajo intersectorial y los pactos público-privados tienen un lugar fundamental para posicionar a las mujeres como sujetas activas de derecho.

La Escuela Mujer Emprende apunta a profesionalizar el emprendimiento, consolidando y profundizando conocimientos previos, a través del empoderamiento personal y relacional; y el fortalecimiento de las capacidades de las emprendedoras.  Para ello el proceso de formación incorpora un plan común y uno diferenciado que permite dar respuesta a las necesidades de los diversos perfiles de las emprendedoras. Las otras líneas de trabajo son el fomento de redes y asociatividad y acciones de gestión para el desarrollo de los emprendimientos.   


Comparte nuestro contenido