Comparte nuestro contenido

Todos los seres humanos en algún momento de nuestra vida, tenemos que experimentar “tiempos difíciles”. En mi caso hace un poco más de dos meses, he comenzado a vivir esos tiempos que nos golpean con fuerza y que nos hacen perder la perspectiva de la realidad.

Por esta razón, hoy quiero compartir con ustedes lo que nos dice la Biblia sobre lo que deberíamos hacer o cómo actuar  en estos tiempos difíciles. En el evangelio de Juan capítulo16 nos dice que: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. También en el Salmo 23 encontramos que: “Puedo cruzar lugares peligrosos y no tener miedo de nada, porque tú eres mi pastor y siempre estás a mi lado; me guías por el buen camino y me llenas de confianza”.

En estos versículos, la Biblia nos da ánimo y fortaleza cuando más la necesitamos, porque aun en tiempos difíciles Dios puede estar contigo. La Biblia tiene contenido especial para momentos difíciles y desesperados, los cuales nos sacan de la angustia con su gran enseñanza y sobre todo nos muestra la importancia de la Palabra de Dios para esos tiempos.

Hay cuatro cosas qué dice la Biblia para los momentos de angustia o tiempos difíciles:

  • Si crees en Dios, Él te ayudará.
  • En medio de tu angustia, Dios te escucha.
  • Siempre debiéramos refugiarnos en Dios.
  • Tus lágrimas, Dios las puede convertir  en felicidad.

Dios quiere estar contigo en todo momento porque a lo largo de la vida se nos presentan muchos problemas o situaciones que cuando están sucediendo, nos quitan la paz y nos llenan de mucha angustia. Por causa de esto, muchas veces nos desesperamos y tomamos decisiones y hacemos cosas de las cuales después, nos arrepentimos porque no nos dieron la solución que esperábamos.

Por eso confiar en Dios en tiempos difíciles, nos da fortaleza y ánimo para vencer todo lo que nos haga daño. También debemos saber que siempre Dios nos escucha y actúa.

Algo muy importante también es que, debemos decirle a Dios que siempre nos permita ver la enseñanza que hay detrás de cada situación de esos momentos difíciles.  Por tal razón te desafío a  que hoy tengas la mejor actitud frente a lo que estás viviendo, pero sobre todo créale a Dios. Es importante creer que Dios te está ayudando, aunque veas que todo pudiera estar estancado. Créale y no se quede ahí reforzando ese momento difícil, más bien desde el momento en que inicia todo empiece a pedirle soluciones a Dios, para que Él le abra los caminos y verá como en un abrir y cerrar de ojos, haz salido de todo.

Para concluir, te invito a no dudar de la bondad de nuestro Dios sino aprender a confiar en su amor y cuidado. Aun cuando Dios permite situaciones que no nos agradan, nos podemos refugiar en él y en su protección. Él ha prometido estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo según lo que señala el evangelio de Mateo capítulo 28. Descansemos en sus promesas y en su abundante bondad para todos los que confían en él.

Finalmente te dejo este versículo del libro de Nahúm capítulo 1 que dice: “Dios (Jehová) es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.

En una versión actualizada de la Biblia señala que: ”Nuestro Dios es bondadoso y cuida de los que en él confían. En momentos de angustia, él nos brinda protección”.


Comparte nuestro contenido