Comparte nuestro contenido

Acceder a servicios sanitarios básicos (agua potable y baño) es considerado un elemento básico en todos los hogares, sin embargo, no todas las familias cuentan con este servicio, principalmente en sectores rurales, como ocurre en Río Ibáñez. Una realidad que busca ser subsanada con el proyecto municipal, Soluciones Sanitarias, que está beneficiando a 38 familias del sector.

La falta de acceso a agua potable y a un baño es una problemática que comenzó a ser abordada por la Municipalidad de Río Ibáñez desde hace más de siete años, fecha en la que comenzó el levantamiento de información y formulación del que sería el primer proyecto de Soluciones Sanitarias para 23 familias del sector La Bajada de Ibáñez. Su construcción inició en noviembre de 2020 y este 22 de marzo fueron entregadas oficialmente por las autoridades comunales.

El alcalde de la Ilustre Municipalidad de Río Ibáñez, Marcelo Santana, estuvo presente en la ceremonia y felicitó a las familias beneficiarias y al equipo municipal de la Dirección de Obras que estuvo detrás de este trabajo, concluyendo que finalmente después de varios años de esfuerzo “las soluciones sanitarias vienen a mejorar enormemente la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas, quienes ahora podrán acceder a un baño digno y a mejores condiciones higiénicas”.

El proyecto contempló la construcción de casetas sanitarias, baños, captaciones de agua, alcantarillado particular, construcción de casetas de presurización (estanque de acumulación de agua y cloración).

Este año gracias a la adjudicación de un nuevo fondo financiado por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE), se contrató un segundo proyecto de “Soluciones Sanitarias” de aproximadamente $235 millones. El inspector de la obra, Martín Díaz, destacó que en esta ocasión “15 familias que viven en los sectores de Lago Las Ardillas, Lago Alto, Lago Fontana, Río Sin Nombre, serán parte de este segundo proyecto”.

Uno de los nuevos beneficiarios del sector Río Sin Nombre, Don Humberto Carrasco, manifestó que “de apoco vamos saliendo de lo rústico, antes era impensado que llegara un auto acá con los materiales. Yo me crié aquí y ya tengo 68 años, estoy muy agradecido porque esto me va a mejorar la vida” afirmó.

La comuna de Río Ibáñez es catalogada como 100% rural por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), por lo que este tipo de proyectos seguirán siendo necesarios para llegar hasta aquellos vecinos que se encuentran más aislados. Para ello la Municipalidad de Río Ibáñez cuenta con un equipo de profesionales especializados en la elaboración de proyectos de esta naturaleza.


Comparte nuestro contenido