Comparte nuestro contenido

En las dependencias del Museo Regional de Aysén se desarrolló la jornada de formación de Monitores Ambientales en Calidad del Aire, actividad enmarcada en el Programa FNDR de Difusión y Educación Ambiental en Calidad del Aire, ejecutado por la Seremi del Medio Ambiente y financiada por el Gobierno Regional y su Consejo.

“Sabemos que para la ciudad de Coyhaique y para otras partes de la región esta es una temática muy relevante y hay que avanzar con el tema de la sensibilización y la generación de conocimiento en distintos actores, entonces la idea de este taller es formar monitores locales que puedan ser difusores de estos conocimientos hacia la comunidad”, declaró la Seremi del Medio Ambiente (s) Carol Alvarado, destacando además el trabajo colaborativo al que convoca el programa de difusión que tiene su base en la necesidad de promover la educación ambiental como uno de los pilares fundamentales del Plan de Descontaminación Atmosférica PDA.

No se pueden generar cambios en la mirada y tener prácticas más sustentables si no lo abordamos desde la educación, eso es lo que aporta la educación ambiental en estos instrumentos y lo que transfiere en el diálogo, con las personas que participan que, en su gran mayoría, son voluntarios y que están dispuestos y disponibles para trabajar con sus vecinos, sus alumnos y es ganancia por todos lados, es construir colectivamente la transformación que necesitamos”, argumentó el jefe del Departamento de Educación Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente, Roberto González.

La oportunidad de formación, que convocó ampliamente a voluntarios de toda la región de Aysén, permitió a los participantes profundizar en los conceptos asociados a calidad del aire mediante las presentaciones de expertos de las Seremis de Medio Ambiente, Educación, Salud, Vivienda y Energía; logrando así adquirir mayor conocimiento en materia de  reacondicionamiento térmico de viviendas; calefacción sustentable; efectos de la contaminación en la salud; diversificación del uso de combustibles para calefacción; educación y herramientas de mitigación.

Por su parte, la participante del taller, Belén Saldivia, estudiante de Trabajo Social, destacó la instancia como una oportunidad de compartir conocimientos con aquellos que no pudieron asistir a la actividad “compartir con mis compañeros y compañeras, y también como aprendizajes propios, poder compartir con la familia con cosas muy cotidianas y básicas que de repente uno no sabe. Vi cosas que no conocía como los objetivos de desarrollo sostenible que no sabía que se abarcaba desde tantas partes y eso me alegra igual”, así también el profesional de INJUV, Cristóbal Castro, al final de la jornada comentó “nuestra primera motivación es aprender para poder hacer intervenciones con los jóvenes, poder participar con ellos, y poder guiarlos de manera que podamos aportar en la protección del medio ambiente”.

El programa de Difusión y Educación Ambiental en Calidad del Aire ya ha puesto a disposición de la comunidad regional una serie de jornadas, diálogos y talleres alcanzando más de 3800 personas, así también implementó cursos a través de la Academia de Formación Ambiental Adriana Hoffman y ya planifica nuevas acciones para sumar a los diferentes públicos que conviven en la Patagonia durante 2022, siempre bajo la consigna de corresponsabilidad #TodosDescontaminamosAysén.


Comparte nuestro contenido