Comparte nuestro contenido

El programa ejecutado por Corfo permitió inyectar dinamismo a la economía regional, abriendo oportunidades de negocios y contribuyendo al aumento de la competitividad de empresas.

Gracias a los tres mil millones de pesos del programa “Fomento a Proyectos Estratégicos e Inversión Productiva Regional”, financiado por el Gobierno Regional de Aysén, y que está en etapa de cierre por parte de Corfo, más de 230 iniciativas de toda la región han sido apoyadas, con énfasis en las micro y pequeñas empresas.

Así lo informó el director de la corporación, Omar Muñoz Sierra, quién detalló que “Corfo Aysén es la unidad técnica del Gobierno Regional para ejecutar este programa, con instrumentos que han permitido apoyar la inversión privada, crear nuevos negocios y mejorar la competitividad de 235 mipymes, contribuyendo a la reactivación de la economía regional y, por ende, a la generación de nuevos empleos”.

Junto con agradecer la confianza depositada por el Gore Aysén, Muñoz explicó cómo este programa inyectó dinamismo a la economía en la región. “Por ejemplo, Cervecería Hopperdietzel pasó de producir 3.500 litros de cerveza a 12 mil litros, lo que es un salto enorme para la empresa, gracias al programa Desarrolla Inversión. Tejidos Quillango hoy tiene sus productos en distintas plataformas permitiéndoles vender fuera de la región y abriendo camino fuera de las fronteras de nuestro país, a través del PAR Impulsa Empresarias. O el caso de PatagoniaBees que está vendiendo en otras regiones del país, sus cápsulas antioxidantes y otras de fortalecimiento, gracias al programa Semilla Inicia. Los ejemplos son muchos y no hacen otra cosa que reflejar el impacto que este tipo de programas tiene en el trabajo que desarrollan cientos de emprendedores y emprendedoras de nuestro territorio”.

El Consejero Regional Raúl Rudolphi destacó la ejecución de este convenio que aportó a la reactivación económica de la región. “El haber llegado con estos recursos de manera oportuna permitió en muchos casos, que varias empresas muy pequeñas, principalmente micro y pequeñas empresas, no quebraran. Junto con aquello el poder mantener las fuentes de trabajo, el poder prestar los servicios, no solamente en Coyhaique y Aysén, sino que también en los distintos puntos de la región. Y ese es el compromiso: ser equitativos a la hora de asignar los recursos. Bienvenido este trabajo conjunto desde Corfo con los recursos del Gobierno Regional imprimiendo una inyección importante en la recuperación económica de nuestra Región de Aysén”, señaló.

Por su parte, Luis Coñuecar, Consejero Regional, indicó que “fue un tremendo programa que desarrolló diferentes proyectos que beneficiaron a distintas comunidades del territorio, mipymes o nuevos emprendedores, de norte a sur, de nuestra región, lo que sin duda vino a apoyar y a ayudar a que nuestros emprendedores, nuestras pequeñas y medianas empresas pueden fortalecerse y seguir avanzando directo en el desarrollo de sus diferente iniciativas”, concluyó.

RESULTADOS

A través del programa se ejecutaron distintas líneas de apoyo al emprendimiento. De esta forma, 16 iniciativas de la zona norte como Islas Huichas, Puerto Gala, Gaviota, Melinka, Caleta Andrade y Puerto Aguirre fueron apoyadas con el programa Activa Áreas de Manejo que permitió a organizaciones de pescadores y pescadoras artesanales acceder a cofinanciamiento de consultoría especializada para la realización de Estudios de Situación Base (ESBAS), y para informes de seguimiento, con más de 35 millones de pesos que los mismos beneficiados cofinanciaron.

Con el propósito de mejorar la competitividad de empresas regionales, con el Programa PAR Impulsa 162 empresas, desde La Junta hasta Villa O’Higgins, fueron apoyadas a través de diferentes convocatorias, como las territoriales para las provincias Capitán Prat, General Carrera y Aysén, y una para la comuna de Lago Verde; y sectores como Medios de Comunicación, Armadores de Embarcaciones y, finalmente, Empresas lideradas por mujeres de la provincia de Coyhaique, permitiéndoles reactivar su negocio o iniciar una actividad económica distinta, recuperando o mejorando su potencial productivo y de gestión.

Para fomentar el emprendimiento y la generación de nuevos negocios, ocho proyectos de alto potencial de crecimiento fueron apoyados con el programa Semilla Inicia, para la validación técnica y comercial del emprendimiento, además de acceso a servicios de apoyo para su implementación y desarrollo. Asimismo, a través del programa Desarrolla Inversión, 49 proyectos fueron apoyados para la materialización de proyectos de inversión productiva para la adquisición de activo fijo, habilitación de infraestructura productiva y capital de trabajo. 

Finalmente, se desarrolló un del Estudio de Prefactibilidad para la Zona Franca de Aysén; una Consultoría Plan Maestro Cerro Divisadero y un Estudio de Validación Estratégica para la implementación del Programa Territorial Integrado Desarrollo de la Industria del Aserrío en Aysén.


Comparte nuestro contenido