Comparte nuestro contenido

Caleta Andrade es una pequeña localidad costera de Islas Huichas, perteneciente a la Provincia de Aysén. Hombres y mujeres de este lado del litoral, dan vida a una comunidad enfocada principalmente en el desarrollo productivo pesquero.

Considerando este escenario y apostando a la diversificación productiva regional, es que el equipo de profesionales del Programa “Fomento al Desarrollo Frutícola de la Agricultura Familiar Campesina (AFC)”, financiado por el Gobierno Regional de Aysén, y cuyo objetivo central ha sido promover el conocimiento, las habilidades para que la Agricultura Familiar Campesina pueda incursionar con éxito en el rubro frutícola, es que  vislumbró la posibilidad de poder generar el interés local por incursionar en este tipo de cultivo.

Fue así como hace un poco más de un año, el equipo de profesionales se trasladó hasta la localidad, oportunidad en que se sumó el Jefe Técnico de Prodesal, Carlos Fuentes y el Ejecutivo del Area de INDAP de Aysén, Daniel Solís, con el objetivo de presentar el Programa y sus alcances, además de  dialogar con mujeres interesadas en poder proyectarse en el rubro.

Quien no dudó de embarcarse en este nuevo desafío, fue la Sra. Hortensia Vargas, quien  además contaba con las condiciones topográficas de su terreno, que daría viabilidad a la iniciativa, lo que  permitió vislumbrar la materialización del primer huerto frutal de la localidad, pionero en el sector.

“El desafío no era fácil, puesto que involucraba un gran esfuerzo logístico, especialmente en el traslado de materiales, puesto que el proyecto contempló la instalación de un mesotunel, cortina de viento, kit de riego, entre otros”,  comenta Eduardo Torres, profesional del equipo de Frutales de INDAP.

De esta manera, ya en su implementación, fue necesario preparar el suelo, realizar el camellonado necesario y la plantación de 500 plantas de frutillas bajo el sistema de mesotunel  de 90 metros cuadrados, todo un aprendizaje para la Sra. Hortensia y su esposo Raúl.

En tanto la asistencia técnica del equipo, se tradujo en visitas posteriores, en las cuales se apoyó con el proceso de colocación del plástico de mesotunel y el manejo de frutillas bajo este sistema.

Ricardo König Parada, Director (S) de INDAP Aysén, señaló: “Uno de los desafíos que el Ministerio de Agricultura nos ha solicitado como INDAP, es generar y promover las instancias para que nuestros usuarios logren una mayor tecnificación en los diversos rubros, donde  uno de los mejores ejemplos se plasma en el trabajo con frutales menores. A esto debemos sumar el esfuerzo de nuestros equipos técnicos para lograr  la descentralización de nuestros los instrumentos  y acercarlos a  los lugares más apartados de nuestra región. Con ello aportamos a que el desafío de generar soberanía alimentaria para Aysén sea una realidad, así como también, el que más mujeres de nuestra región puedan alcanzar la independencia económica en los diversos rubros productivos rurales”.

Cabe destacar que Hortensia y su esposo, también fueron apoyados por sus vecinos, quienes también tuvieron la posibilidad de aprender respecto del manejo de la frutilla y cómo hacer rentable dicho cultivo.

 “Es evidente el potencial productivo de los territorios ayseninos, cuestión que se ha potenciado con la validación tecnológica realizada por el equipo frutales de la región de Aysén”, concluyó Jorge Huichalaf, Encargado del Programa FNDR Frutales.


Comparte nuestro contenido