Comparte nuestro contenido

El pasado viernes 28 de enero, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén de la Policía de Investigaciones incautaron dos pieles de pumas desde un domicilio de la localidad de Lago Atravesado, en la comuna de Coyhaique.

Al respecto el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente Aysén, subprefecto Claudio Reyes, señaló que “detectives de esta brigada especializada, en el marco de una investigación por el delito de maltrato animal, se trasladaron hasta el sector de Lago Atravesado en la comuna de Coyhaique donde tras realizar todas las diligencias y posteriormente desvirtuar el delito, pudieron percatarse que el dueño del inmueble mantenía en su poder dos pieles de puma, las cuales se encuentran prohibidas y protegidas por la Ley de Caza”.

El jefe de la unidad especializada puntualizó que “con estos antecedentes se da cuenta al Ministerio Público, procediendo a la incautación de las especies, estando a la espera de la orden de la Fiscalía para remitirlas al SAG y proceder a su análisis”, por parte de ese organismo especializado.

Desde la BIDEMA Aysén de la PDI recordaron que el puma es un animal protegido por la Ley de Caza, siendo una especie “prohibida”, quedando estrictamente prohibida su caza, captura, transporte y tenencia de la especie o de pieles, garras, cráneos, entre otros, ya que se trata de un animal que ayuda al equilibrio de los ecosistemas debido a su rol depredador, por lo que se debe conservar y proteger.

Además, el subprefecto Reyes hizo un llamado a denunciar todo tipo de hechos que afecten al medio ambiente, el patrimonio natural y sus especies, agregando que “hacemos el llamado a la ciudadanía a denunciar este tipo de hechos y en la eventualidad que conozcan a alguna persona que mantenga este tipo de pieles que se comuniquen con el nivel de emergencia 134 o al correo bidema.pay@investigaciones.cl para realizar las indagaciones del caso”.


Comparte nuestro contenido