Comparte nuestro contenido

En el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en la región de Aysén cuenta con un registro de 67 apiarios o colmenares, lo que suma un total de 880 colmenas, que se encuentran distribuidas entre Chile Chico, Puerto Guadal, Cochrane, La Junta y las cercanías de Coyhaique.

Nelly Morales Rosas, Encargada Regional Protección Pecuaria, indicó,” al finalizar el mes de abril las temperaturas comienzan a descender rápidamente en la región de Aysén, lo que da paso a la invernada, etapa en el ciclo productivo de las abejas, que corresponde a un periodo de receso, descanso y que es crítico para las colmenas, ya que la supervivencia de las abejas y su respuesta productiva a la siguiente temporada de primavera dependerá como haya sido su invernada.

Por lo tanto, se debe cuidar de factores externos e internos y realizar los manejos sanitarios previos a la invernada, de manera de tener familias saludables, para que puedan enfrentar este periodo de receso. Por ende, recomendamos considerar los siguientes manejos de las colmenas durante la invernada”:

  • Revisión de los cajones para evitar filtraciones de agua (ajustar alzas, techos, tapas), cambiar material que este roto o haya terminado su vida útil.
  • Uso de guarda piquera para controlar ventilación.
  • Colocar las colmenas bajo techo, evitando la lluvia, nieve y heladas directas. En un terreno seco y ojala con floración temprana. Que sea de fácil acceso.
  • Las colmenas deben colocarse sobre caballetes, no directamente en el suelo.
  • Orientar las colmenas exponiéndolas al sol y evitando las corrientes de aire frío.
  • Asegurar que la colonia a invernar tenga una reina, miel y polen necesaria al tamaño de la familia. Si la familia es numerosa mantendrá una mejor temperatura al interior y pasaran un mejor  invierno.
  • Realizar manejos sanitarios preventivos antes de la invernada. El apicultor debe conocer su porcentaje de varroa y presencia de otras enfermedades en su colmena.
  • Mantener control periódico de las colmenas, con el fin de atender situaciones en forma oportuna y estos controles deben realizarse en días soleados.

Cabe señalar, que el año 2019 la región de Aysén fue declarada como zona libre, de la enfermedad denominada Loque americana, enfermedad bacteriana (Paenibacillus larvae) que afecta a las crías de las abejas provocando finalmente la muerte de las colmenas, de difícil control y limita el desarrollo del rubro apícola y la comercialización de sus productos, el Servicio está constantemente realizando vigilancia apícola en toda en la región para prevenir y proteger el estatus sanitario.

Finalmente, Morales hace un llamado a los apicultores y apicultoras a realizar su declaración anual de colmenas en cualquier oficina SAG de la región o en www.sag.gob.cl


Comparte nuestro contenido