Comparte nuestro contenido

Aracely Leuquén Uribe, Ex Diputada Aysén

Por estos días, el Presidente de la República anunció una política permanente para el financiamiento de proyectos en zonas extremas del país. Frente a lo anterior, elevada expectativa hay de un Mandatario oriundo del sur de Chile que ha comprometido que las regiones con características de aislamiento tengan un trato especial. No obstante, el propio Mandatario ha declarado que estos planes no solo requieren de grandes recursos, sino de empoderar a los Gobiernos Regionales. Como lograrlo en una Región con defciente ejecución presupuestaria y con escasa capacidad de gestión pública?. Una contradicción vital frente a lo que se quiere hacer y lo que se puede hacer.

El Presidente Boric indica que en el contexto de este plan, “las autoridades locales con los dirigentes sociales son los que van a decidir hacia dónde van las regiones”, una premisa de todos los gobiernos de turno, pasando por innumerables coloquios y conversatorios regionales.

¿Que procesos de participación se contemplan para la ejecución de estos planes?, debería la participación ciudadana ser un sello de sectores que creen tener la propiedad del dialogo social.

El Presidente Boric advirtió en su anuncio, “si dejamos solamente al mercado actuar, nos puede pasar como le ha pasado a otros territorios, a otras zonas, donde en post del dinero se termina sacrificando la vida en común». En regiones extremas que dependen del Estado como nuestra Región de Aysén, necesitamos activar la participación del mundo privado. La alianza de ambos mundos definirá el desarrollo futuro de la zona. Una política especial de crecimiento económico para nuestra reactivación, luego de la crisis social, sanitaria y económica, requiere que se impulsen acciones que modifiquen por ejemplo la Ley Austral, además de mejorar instrumentos económicos que incentiven la inversión como el obsoleto DL 889 y DFL 15.

En zonas extremas, el mundo de la Agricultura, la Ganadería, el Turismo, la Acuicultura, son algunos sectores que requieren atención. Esperamos que se cumplan los anuncios del Ministerio de Economía con fondos para la recuperación de polos productivos que no se han logrado desarrollar porque el complejo escenario político, y porque aún vivimos en un país centralizado.

Tuve la oportunidad de ser Presidenta de la Comisión de Zonas Extremas en el Congreso, trabajé con el actual Presidente Gabriel Boric, y tengo la esperanza en que su origen contribuya a una acción pública con eficiencia, una mirada de rentabilidad social y no solo económica. La continuidad del actual PEDZE es fruto de la unidad de las regiones que siempre son postergadas porque electoralmente simplemente no tienen el protagonismo.


Comparte nuestro contenido