Comparte nuestro contenido

Por Rodrigo Brito Marin

En el Plebiscito Nacional del Año 2020, referéndum que fue convocado con el objetivo de determinar si la ciudadanía estaba de acuerdo con iniciar un proceso constituyente, el resultado que todos conocemos fue contundente más de cinco millones de chilenos dijimos si a la redacción de una nueva constitución, Siempre he sostenido la necesidad de que Chile tenga una Constitución, que pueda unir y convocar a la mayoría de los chilenos y chilenas.

Ya nos encontramos a menos de un mes del plebiscito de salida, en el cual tendremos la oportunidad de expresarnos nuevamente atreves de nuestro voto, en Aprobar o Rechazar el borrador de la constitución elaborado por un solo sector de la convención. Pero mejor dicho una parte de los convencionalistas de Izquierda el cual llegaron a un punto de Inflexión Inesperado por la ciudadanía.

Existen elementos en el trabajo de la Convención Constitucional que son valiosos, con esto me refiero al fortalecimiento de los derechos de las mujeres, la preocupación respecto del cambio climático, el tránsito desde lo subsidiario hacia un estado social y democrático entre otros más.

Pero creo que esta propuesta o borrador genera situaciones en un convivir insensible, ciego y sesgado, lo cual me llevan a tener serias discrepancias dado que estas propuestas comprometen la prosperidad el desarrollo y la paz.

A mi juicio no se establece un sistema político equilibrado tampoco una clara división u autonomía de los poderes del estado. Por un lado, creando una cámara omnipotente, sumado a lo anterior debilitando las atribuciones del presidente de la república en diferentes materias, tampoco comparto que el presidente de la republica pueda ser reelecto.

Crea un consejo de la justicia, esto quiere decir que los jueces sean controlados políticamente. los fiscales regionales serán propuestos al Fiscal nacional por las asambleas regionales, estas situaciones atentan contra la independencia de los poderes del estado y en este caso con el poder judicial.

Y por último la plurinacionalidad se puede convertir en una amenaza al estado unitario y a la igualdad de derechos de los habitantes del país, dado que entrega el poder y privilegio de vetar iniciativas administrativas y legislativas a solo una parte minoritaria de la ciudadanía dejando al resto de los ciudadanos de Chile mirando desde la vereda del frente sin poder hacer nada.

La importancia de proteger la democracia, un futuro que nos incluya a todos el cual nos una como solo una nación con diferentes culturas, en donde se garantice el orden con libertad y la responsabilidad de respetar la dignidad para todos, es por eso amigos y amigas que VOTARE RECHAZO.


Comparte nuestro contenido

By Diario Cóndores del Baker

Empresa productora de medios y radiodifusión