Comparte nuestro contenido

Probablemente para quienes no conocen la realidad de Aysén es difícil comprender como la inversión pública puede ser tan importante en el dinamismo económico, generación de empleos y bienestar de la población. Lo cierto es que para quienes vivimos aquí esto ya es una relación natural, no solo en momentos de crisis, sino en la situación general, hay una relación directa entre proyectos de inversión pública y generación de fuentes laborales, oportunidades para empresas locales y en general la activación de alternativas de desarrollo para distintos emprendimientos. Es esto lo que preocupa cuando a través de la prensa nos enteramos que el Gobierno Regional de Aysén esta en el top tres de los peor evaluados en Chile en cuanto a la ejecución presupuestaria.

            A partir de lo anterior se puede provocar un ataque político, dejar caer bombas en el campo de guerra oficialismo-oposición y continuar con la conocida dinámica de unos y otros, donde la falla de uno es la ventaja de otros. Sin embargo, en esta columna quisiera salir del campo de batalla y proponer algunas ideas que van en directo beneficio de nuestros vecinos, los habitantes de Aysén, población rural, empresas locales y familias en general. Probablemente las fallas administrativas y de gestión se hagan ver desde el Consejo Regional, que tiene el rol fiscalizador para ello.

Es posible imaginar que dada la difícil situación inflacionaria, que afecta de sobremanera a nuestra región producto del aislamiento geográfico (nuestra frágil conectividad), muchos de los proyectos aprobados para inversión (con fondos regionales, sectoriales o mixtos) hoy no puedan ser ejecutados por la imposibilidad de incentivar empresas a licitar obras. Ante esto tenemos el desafío de buscar soluciones. Sería fácil poder aumentar los presupuestos para cada proyecto y así solucionar este problema, generar licitaciones atractivas y asegurarse de esta forma el avance en todos nuestro proyectos planificados, sin embargo aquí nos encontramos con dos problemas, el primero que dice relación con los limites presupuestarios, es decir recordar que seguimos contando con los mismos montos pero que hoy alcanzan para menos (inflación) y en segundo lugar las restricciones que las normas, instrucciones y procedimientos (NIP) del Sistema Nacional de Inversiones (SNI)  aplican frente a las re evaluaciones necesarias para poder aumentar los presupuestos.

Frente a todo lo anterior, creo que surge naturalmente un par de palabras a considerar, las que deberían marcar una agenda de trabajo inmediata que agrupe a los distintos sectores políticos, gremios y comunidades. Las palabras prioridad y estrategia. Priorizar de forma estratégica, para poder determinar cuales son las obras que deben ser abordadas con mayor urgencia, evaluando en este ejercicio distintos factores que dicen relación con la rentabilidad social. Es obvio que todas las necesidades y problemas que se busca solucionar son urgentes e importantes, por ello todos los proyectos que hoy están con problemas de ejecución o licitación fueron recomendados y aprobados para financiamiento, pero también es obvio que en  esta situación extraordinaria debemos apretarnos el cinturón y actuar de forma sensata.

            Creo que es crucial que la estrategia de priorización comience cuanto antes y en paralelo, todas las autoridades de la región puedan presentar al Gobierno Central la necesidad de revisar alternativas que permitan que los proyectos priorizados puedan ser reevaluados de forma expedita, permitiendo si es necesario la utilización del enfoque de costo eficiencia, aunque en los manuales no sea la metodología aplicable. En paralelo debemos promover que todo el sistema público funcione de forma ágil en lo que respecta a atención a las personas, administración y operaciones.

Estamos en un momento histórico y necesitamos ponernos a disposición del país, aunque eso cueste poner la otra mejilla para quienes fuimos parte del gobierno anterior, en el cual fuimos victimas de una oposición mezquina y destructiva. Chile nos necesita a todos.


Comparte nuestro contenido