Comparte nuestro contenido

Niños entre los 8 y 14 años participaron de este evento

El pasado sábado 30 de julio se desarrolló la octava versión del Seven de Las Nieves, en el Parque Nacional Cerro Castillo de la Región de Aysén,  campeonato de rugby  que año a año, reúne  a rugbista de otras regiones del país. . Instancia en la cual congregó no sólo adultos sino también niños entre los 08 y 14 años en la categoría infantil, siendo estos últimos quienes demostraron entusiasmo, compañerismo y garra al jugar en un terreno tan complejo como es la nieve.

La jornada comenzó muy temprano, con la llegada de los niños y sus padres  del club Dragoncitos del club de rugby Quelequen de Coyhaique y del Club Aysén de la ciudad  Puerto, al sector de Portezuelo, donde se les estaba esperando con un chocolate caliente, para luego cambiarse su uniforme y  reunirse con su entrenador. Luego, al mediodía se dio inicio a los partidos donde se enfrentaron los niños de ambos clubes, demostrando a pesar del frío y la nieve  un gran entusiasmo, garra y compañerismo, llamando la atención de todo el público presente.

Para Mario Castillo, miembro de la directiva del Club Dragoncitos de Quelequen señala “ Agradecemos a las familias, a todos por asistir en esta linda mañana, estamos muy felices por nuestros niños, quienes tuvieron una gran jornada. Agradecemos a todos quienes nos apoyaron para lograr que nuestros niños disfrutaron de una jornada única e inolvidable, a Delibreak Gourmet, al café Confluencia, al Mercadito Cantaria, Minimarket antonella y productos La Paledstina, que no dudaron en decir si por nuestros niños y niñas.”

Renato Mejías, con 11 años jugador del Club Dragoncitos, una vez terminado el partido nos cuenta “Estaba muy helado pero nos habíamos preparado mucho estos meses y teníamos muchas ganas de jugar, estoy feliz porque me gusta el rugby y jugar en la nieve fue entretenido

Cabe destacar que los juveniles, que integran jóvenes mayores de 14 años hasta los 17 años del club de rugby Quelequen, demostraron un gran nivel de competencia, realizando un gran partido.

La  fría jornada terminó con un tercer tiempo en el cual los niños y sus familias pudieron compartir con la organización, dando por terminada la gran jornada.

Finalmente, los Dragoncitos siguen entrenando, esperando nuevos campeonatos donde no sólo mejoran sus técnicas sino se empapan de compañerismo y estrechan nuevos lazos de amistad.


Comparte nuestro contenido

By Diario Cóndores del Baker

Empresa productora de medios y radiodifusión