Comparte nuestro contenido

La idea es potenciar y retomar uno de los rubros productivos esenciales que se desarrollaban en el CET

Cinco penados del Centro de Educación  y Trabajo (CET) Valle Verde se certificaron en la elaboración de vibrocomprimidos, gracias a un curso de 45 horas financiado con fondos propios de Gendarmería de Chile.

La iniciativa fue solicitada por la propia unidad con la finalidad de poder potenciar uno de los rubros productivos esenciales que se desarrollaban en el lugar, el que se encontraba paralizado debido a que no se contaba con población penal con conocimientos técnicos para desempeñarse en la confección de bloques, adoquines, entre otros.

“La confección de vibrocomprimidos ha sido una de las actividades laborales históricas del CET Valle Verde, de modo que enseñarle a los penados a realizar esta tarea es un paso fundamental para retomar la producción de estos insumos ampliamente utilizados en el rubro de la construcción” destacó el director regional de Gendarmería, coronel Alberto Jara San Martín.

El Centro de Educación y Trabajo Valle Verde es una unidad semiabierta que basa su régimen  en la autodisciplina y confianza en los penados, entregando una oferta laboral en distintos rubros, como la actividad agrícola a través del cultivo de hortalizas, confección de estructuras metálicas, mueblería, además de la modalidad de prestación de servicios a particulares, lo que permite que las personas que cumplen su privación de libertad en el centro adquieran hábitos laborales y aprendan un oficio que les facilite obtener recursos económicos y desempeñarse en el medio libre pensando en su reinserción socio-laboral.

“Como Área de Reinserción Social no solamente buscamos abordar las necesidades de los penados desde el aspecto laboral, sino que también visibilizar el trabajo que realiza el CET, sus rubros productivos y el impacto que genera un centro de estas características, en las personas que cumplen su privación de libertad en una unidad penal del sistema semiabierto, sobre todo en términos de la disminución de riesgo de reincidencia” explicó el jefe de Reinserción de Gendarmería en la región, Pablo Vargas Torres

Finalmente hay que destacar que el curso se llevó adelante en dependencias del mismo CET por el Organismo Técnico de Capacitación Alto Sur, instancia de la que participaron de inicio a fin cinco penados, durante 45 horas cronológicas.


Comparte nuestro contenido