Comparte nuestro contenido

*El taller, desarrollado en Pto Aysén, permitió a los asistentes actualizar sus conocimientos entorno a los cuidados de buzos que pueden requerir atención de salud por accidentes o enfermedades compresivas.

Con la participación de profesionales de distintas áreas de la salud, esta semana se llevó a cabo en la ciudad de Puerto Aysén un Taller de medicina subacuática, cuyo objetivo principal fue el de proporcionar los conocimientos relacionados a la pesquisa de trabajadores con accidentes del trabajo y enfermedades profesionales relacionadas a la exposición a condiciones hiperbáricas, además de procedimientos médico legales del protocolo de vigilancia que rige a estos trabajadores y trabajadoras.

La actividad, que tuvo como expositor central al Neurólogo Jorge Calderón, médico a cargo de la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital de Ancud, quien detalló los alcances de esta actividad. “Permanentemente estoy trabajando con la seremi para colaborar en asesorarlos en todo lo relacionado con la medicina hiperbárica, en el caso de esta actividad tiene como objetivo dar cierta información respecto a la detección precoz y diagnóstico sobre el manejo inicial de las enfermedades compresivas, y de algunas patologías del buceo, por lo que este taller se orientó básicamente al personal médico, pero tiene que ver son gente del SAMU, Mutualidades el Instituto de Seguridad Laboral y personal de la Armada”.

El taller, desarrollado en el auditorio del Hospital de Puerto Aysén y que fue organizado por la Unidad de Salud Ocupacional de la Seremi de Salud, forma parte de una mesa de trabajo intersectorial, como lo manifestó el funcionario de la seremi de Salud Aysén, Carlos Arteaga.  “La mesa de salud y seguridad, en el contexto de trabajadores expuestos a hiperbaria, año a año realiza actividades para trabajadores expuestos a esta enfermedad, como funcionarios de salud que deben reconocer síntomas de esta enfermedad, entendiendo que las práctica del buceo profesional requiere una salud física y de conocimiento muy elevado, debido a que esta actividad se realiza en un ambiente inhóspito y peligroso para la salud humana, tanto así que en la región de Aysén los buzos registran más accidentes graves y fatales; por lo tanto, la visita del doctor Calderón es un paso más que damos en búsqueda de mejorar las inequidades que se producen en este grupo de trabajadores”.

De esta forma, este taller permitió levantar la importancia de prevenir accidentes y enfermedades a consecuencia de labores de buceo, donde en el escenario actual, el reglamento para buzos profesionales obliga a contar con licencia de enseñanza básica a los buzos mariscadores sin ser obligatorio la aprobación de un curso formal para desarrollar la actividad, en tanto si obliga a contar con un certificado médico que acredite estar “apto” para desarrollar la actividad.


Comparte nuestro contenido