Comparte nuestro contenido

La iniciativa que busca declarar a las Torres del Avellano en un Bien Nacional Protegido (BNP), contó con un trabajo en terreno de dos días por el sector cordillerano de bahía Murta, donde participó equipo municipal de Río Ibáñez y vecinos del sector.

Establecer el predio fiscal Torres del Avellano como un Bien Nacional Protegido, es un proceso largo que requiere documentación, mapeos participativos, salidas a terreno y fundamentalmente, colaboración entre las comunidades y las entidades públicas y privadas involucradas en el proyecto, para potenciar la conservación de las tradiciones y el patrimonio cultural y natural de Río Ibáñez. Es por esto que equipo municipal junto a vecinos de Bahía Murta, se dirigieron a las alturas de la cordillera Alto el Rodado, sector que utilizan como veranada para su ganado.

La tramitación de este proyecto inició el 2019 y tiene como objetivo conseguir la administración local de la zona, para resaltar y proteger el valor cultural y natural del sector Torres del Avellano, además de impulsar el desarrollo turístico local, controlado por la comunidad con apoyo municipal.

El alcalde de la Ilustre Municipalidad Río Ibáñez, Marcelo Santana, afirmó que “es fundamental concordar con los ganaderos las zonas de veranadas que se incluirán en el Bien Nacional Protegido para conservación, turismo y resguardo de tradiciones ganaderas”.

Uno de los ganaderos y también guía de esta expedición fue José Llauptureo, quien comentó que “me parece bien que esta zona sea regulada por un organismo público y que existan iniciativas como estas de parte del alcalde, para que los equipos de trabajo que están impulsando el proyecto conozcan el terreno y a los locatarios”.

En esta ocasión el equipo de la Ilustre Municipalidad de Río Ibáñez estuvo compuesto por el alcalde, Marcelo Santana; la coordinadora municipal del proyecto, Karen Calderón; un geomensor, Marcelo Alarcón; el delegado de Bahía Murta, Javier Urrueta y el delegado de Puerto Río Tranquilo, Pedro Soto; junto a pequeños ganaderos de la zona, José Llauptureo y Andrés Llauptureo.


Comparte nuestro contenido