Comparte nuestro contenido

Una mayor utilización de las aguas costeras para el desarrollo de la acuicultura, ambientes con alta abundancia de nutrientes (eutroficación) y el aumento de observaciones por programas de monitoreo a escala global, indican que existe un aparente aumento de Floraciones Algales Nocivas (FAN). En el sur de Chile, esta tendencia también se presenta como una realidad.

Las floraciones algales nocivas (FAN) se caracterizan por un incremento de ciertas especies de microalgas marinas (fitoplancton) tóxicas. Hasta ahora, la mayoría de los esfuerzos de investigación y monitoreo en la zona de fiordos de la Patagonia se han centrado en las floraciones tóxicas de la especie Alexandrium catenella, una de las principales microalgas identificada como fuente del veneno paralizante de mariscos (VPM). No obstante, existen otras microalgas pertenecientes a la especie Dinophysis acuta, que también producen floraciones tóxicas y son la principal fuente del veneno diarreico de mariscos (VDM). Ambos tipos de especies son reconocidos como amenazas para la salud pública y la pesca artesanal de moluscos como las almejas o los choritos (bentónicos filtradores) en el sur de Chile. A la fecha existe poca información asociada con la taxonomía, toxinología y la dinámica de floración que presentan las especies Dinophysis en la zona de fiordos. 

Un reciente estudio realizado entre especialistas de la Universidad de Los Lagos (Centro i-mar, CeBiB), Universidad de Concepción (Copas Sur-Austral), Universidad Católica del Norte (Departamento de acuicultura, CIDTA), Universidad de Chile (Departamento de geofísica, CR2), Instituto de Fomento Pesquero (IFOP, CREAN), Universidad Austral de Chile (Instituto de Acuicultura & Programa de Investigación Pesquera), Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), y Centro Oceanográfico de Vigo, reveló el inicio y el crecimiento de una densa floración de Dinophysis acuta en el fiordo Puyuhuapi, XI región, hacia fines de la primavera del 2017 y verano del 2018. Este trabajo tuvo por objetivo general, identificar las principales interacciones ambientales que permitieron generar la floración de Dinophysis acuta en este fiordo.

Los resultados del estudio indican que la floración de Dinophysis acuta en el fiordo Puyuhuapi mostró altísimas concentraciones durante enero y febrero 2018 que nunca habían sido registradas para esta especie en la zona de fiordos. Los autores señalan que las condiciones que favorecieron la iniciación y crecimiento de esta microalga en la columna de agua, fueron asociadas principalmente con la variabilidad climática que afectó a la mitad norte de la Patagonia Chilena entre la primavera del 2017 y el verano del 2018. Ese período se caracterizó por un aumento en la temperatura del aire, generando, principalmente dos cosas importantes, por un lado, aumentó el derretimiento de nieve, haciendo que aumenten los caudales de los ríos (agua dulce) que desembocan en los fiordos, generando que la diferencia entre agua dulce en superficie y aguas más salinas en subsuperficie sea más marcada. Y, por otra parte, las altas temperaturas generan mayor radiación solar que calienta las aguas superficiales, acentuando la diferencia de temperatura entre la superficie y la subsuperficie que se caracteriza por aguas más frías. Estos factores en conjunto generaron las condiciones ambientales óptimas para el desarrollo de la floración algal nociva de Dinophysis acuta entre los 4 y 8 metros de profundidad de la columna de agua en el fiordo de Puyuhuapi (región de Aysén).

Los investigadores indican, que, dado que se espera que la tendencia a la variabilidad climática durante los veranos y la consecuente sequía en la Patagonia norte continúen durante el siglo XXI, se debe considerar el potencial aumento de floraciones algales nocivas que pueden desarrollarse en la zona de fiordos y canales del sur de Chile

Desde el CIEP, la Dra. Paulina Montero participó como colaboradora de esta investigación en el análisis de datos. Desde su área de investigación, ella destaca la importancia de conocer los patrones de comportamiento microalgal asociados con variables metereológicas y oceanográficas. Con esta información la comunidad científica es capaz de comprender, proyectar y modelar bajo qué escenarios climáticos estaremos en presencia y/o ausencia de cierto tipo de microalgas o FAN.


Comparte nuestro contenido