Comparte nuestro contenido

     En épocas de elecciones se dice de todo y las promesas están a la orden del día, el ciudadano informado toma gran valor desde la perspectiva de la democracia. Cuesta diferenciar entre lo real y los canticos de sirenas. Que valora mas el elector, propuestas realistas con cambios a corto, mediano y a largo plazo o una que quizás encierre propuestas facilistas y con serias dudas en su implementación, pero suenan seductoras.

     En los últimos días he tenido la oportunidad de escuchar atentamente las propuestas del candidato Kast y el candidato Boric. Uno podría pensar que da los mismo por quien votar, pero no es así.

“Un grillete programático”

Veo a Gabriel Boric con un grillete programático, irremediablemente engrillado al Partido comunista, una mochila pesada, un partido que no adhirió al Acuerdo por la Paz Social y una Nueva Constitución el 15 de noviembre de 2019, suscrita por diversas fuerzas políticas, donde si estaba la firma de Boric, partido que a través de su candidato del momento Daniel Jadue en elecciones primarias limitaba la libertad de expresión, partido que a apoyado públicamente al dictador Nicolas Maduro, partido que nunca ha sido claro con condenar la violencia y que ha expresado públicamente que el programa de gobierno no debe cambiarse. Con este tipo de aliados como se puedes proponer bajar gradualmente los impuestos a las Pymes o asegurar el libre derecho de los padres a educar a sus hijos, definitivamente no se puede. Un difícil escenario cuando se quiere convocar a las fuerzas políticas de la centroizquierda que si tienen un compromiso con la democracia.

“Cambios programáticos de Kast”

Ha muchos nos llamó la atención algunos anuncios del candidato Kast expuestos en su primer programa de gobierno presentado a la ciudadanía, algunos de estos anuncios, eliminar el Ministerio de la Mujer, Materias de inmigración, seguridad y los temas valóricos.

En un cambio programático y bajo su discurso “Mi programa no está escrito en piedra”, hoy no se eliminará el Ministerio de la Mujer y no solo eso, además se reforzará, si se fusionarán algunos ministerios eliminando los excesos del estado optimizando su gestión, no se privatizará Codelco, se trabajará en una reforma a carabineros y se avanzara en un proceso de inmigración ordenada, las Pymes serán una prioridad en su gobierno. Se han recogido las propuestas de los partidos del Chile vamos y se ha abierto al dialogo dejando la trinchera. Se ha entendido de parte del candidato que más allá de las perspectivas personales, los temas deben tener una mirada país que evidentemente es mas diversa, desde el pensamiento, lo geográfico, cultural y lo económico. Se ha entendido que, si bien la ciudadanía quiere cambios profundos, también los quiere en paz y en orden.

“Acerca de lo social, el crecimiento económico y la recuperación de empleos”

Hay a muchos que les fluye fácilmente la palabra social y lanzan ideas que emocionan, dignas de un premio nacional, pero la experiencia nos evidencia que junto con preocuparse de los social se necesita considerar el crecimiento país, un matrimonio indisoluble, si no hay crecimiento no hay beneficios sociales, además como consecuencia del crecimiento se crean más y mejores empleos. Cualquier propuesta que no considere estos factores carece de seriedad. La tentación de aumentar los impuestos va en contra de cualquier reactivación económica postpandemia, la mayor cantidad de empleos la generan la Pymes y hoy ahogadas y tratando de levantarse seria falta, ya así hay muchas que no volverán, esto va mas haya de un romanticismo ideológico o de ser de izquierda o derecha, se trata de ser responsable con el voto, no da lo mismo votar por uno u otro candidato.

Carlos Campos Saigg


Comparte nuestro contenido