Comparte nuestro contenido

En el marco de la discusión del proyecto que incorpora el principio de equidad digital entre los estudiantes y asegura su conectividad y el acceso a Internet, el diputado Miguel Ángel Calisto, junto con valorar la iniciativa, hizo un llamado al Gobierno para evitar que esta medida sea “letra muerta” en regiones como Aysén, donde aún hay localidades que no tienen acceso a la luz eléctrica continua.  

Según el legislador, “desde la llegada de la pandemia en nuestro país, millones de jóvenes debieron hacer sus clases a través de sistemas digitales, como las aulas virtuales y clases telemáticas. Sin embargo, esta situación evidenció un hecho que desde hace muchos años quienes representamos a las zonas extremas venimos denunciando: la falta de conectividad y de acceso a internet por parte de miles de familias en Chile”.

“En Chile tenemos un problema de diseño y de la forma en cómo ven el territorio. La inequidad y la falta de acceso a los servicios es un problema de nuestra cultura centralista, que es transversal, porque se cometen errores en gobiernos de derecha y de izquierda. Este problema se exacerba en regiones como Aysén, donde en pleno siglo 21 tenemos localidades completas que tienen conexiones muy deficientes o nulas”, indicó.

Calisto agregó que “se ha definido por parte de los Gobiernos que la región de Aysén tiene vocación turística. Pero cómo vamos a hacer turismo si no tenemos ni internet ni telefonía. Más allá del turismo, que pasa con la gente que vive allá. Si no garantizamos lo mínimo, evidentemente no vamos a ser un país que de garantías por sus habitantes”.

El legislador señaló que “creo que, si este proyecto permite garantizar internet a los colegios, también se podría garantizar internet a las localidades completas. Tenemos localidades como Raúl Marín Balmaceda que tiene problemas de luz eléctrica, con un generador que está malo, pasaron diez días sin luz. Acá es impensado tener internet, espero que se cumpla, pero hay que garantizar que este proyecto no se convierta en letra muerta y también solucionemos los problemas de este tipo que tienen las localidades”.

“Sin duda es un paso importante, porque avanzamos hacia mayores herramientas para los establecimientos educacionales. Quiero hacer un llamado para que esto se extienda a las localidades, para que los colegios permitan iluminar también las localidades y los establecimientos de salud que hay en estas, a propósito de los avances de la telemedicina”, indicó.

Finalmente, Miguel Ángel Calisto señaló que “para que no se convierta en una letra muerta y tenga aplicabilidad, debe tener acceso a recursos a través de los Gobiernos Regionales, hay que llegar a las localidades no sólo con los servicios de internet, sino también con los servicios básicos a todos los territorios de nuestra región y nuestro país”.


Comparte nuestro contenido