Comparte nuestro contenido

Una fuerte crítica realizó el parlamentario René Alinco Bustos respecto de la posible designación del excandidato a diputado, Julio Ñanco, como futuro delegado regional presidencial de Aysén en el gobierno que asumirá Gabriel Boric a partir del próximo 11 de marzo.

Según Alinco, la crítica se da en el contexto de un informe emitido por Contraloría hace algunas semanas, donde se ordenó el 27 de enero pasado, “la sugerencia de destitución -entre otros funcionarios- de Ñanco del Gobierno Regional -lugar donde se desempeña en la División de Presupuesto e Inversión Regional- debido a irregularidades en la construcción de la mini central hidroeléctrica de la localidad de Puerto Gaviota”, dijo el diputado aysenino, agregando “la generación de un sumario administrativo por dichas irregularidades encontradas por Contraloría donde se deducen problemas estructurales en instalaciones eléctricas, pagos duplicados y trabajos pagados pero no realizados por el proyecto”.

De acuerdo a lo expuesto por los propios medios de comunicación respecto al informe, el parlamentario Alinco sostuvo que “sería una muy mala señal que (Ñanco) sea delegado del Presidente a partir del próximo 11 de marzo pues no se condice con los principios y valores que el compañero Gabriel Boric ha señalado sustentas”, sentenció.


Comparte nuestro contenido