Comparte nuestro contenido

El Gobierno ha retrasado el ingreso a la Cámara de su propuesta de Reforma Tributaria, mientras, desde la oposición alegan por el retraso y apuntan al daño que causaría en la clase media.

Valparaíso, martes 5 de junio. Luego de 4 días de haber sido presentada en La Moneda la Reforma Tributaria con la cual el Gobierno busca conseguir el financiamiento para su programa, aún no se ha asomado el proyecto de Ley en el Congreso. Retraso que se suma a las críticas de la oposición por el fondo de la medida centrado en el impuesto a las personas.

Así lo comentó el diputado republicano y miembro de la comisión de Hacienda, Agustín Romero, el que aseguró que “los impuestos debieran bajarse lo más posible para así invitar a la inversión, hoy día lo que estamos viendo es que el Gobierno decidió renunciar al crecimiento y meterle la mano al bolsillo a los chilenos”. Esto en relación al impuesto al patrimonio y la exención de las viviendas DFL 2.  

Según comentó el parlamentario, el empezar a cobrar estos impuestos a la riqueza de las personas, por reducido que sea el grupo, podría llevar a extender la medida para llegar a las metas de recaudación. “Si abrimos la puerta a aumentar los impuestos a las personas como primera medida para recaudar ingresos, no podríamos nosotros sostener que, en el futuro, si las metas de recaudación qué son tan altas, no vayan a implicar aumentar hoy día a 3, mañana 5, mañana a 6, a 10 a 30 puntos”.

En esa línea, el diputado también proyectó que un impuesto como este podría llegar a abarcar a más grupos con tal de llegar a la recaudación requerida por el Estado. Según dijo, “en vez de ordenar sus finanzas, buscar la eficiencia del gasto, que fue uno de los temas más repetidos en las conclusiones de los diálogos sociales, decidí meterle la mano en los bolsillos a las personas. Hoy día son grupos que a lo mejor para muchos chilenos son los más ricos, pero eso no significa que si no se logra la meta de recaudación tan alta no se avanza hacia otro grupo.”, a lo que complementó que hay que evitar un frenazo en la economía.

Otro de los puntos de desacuerdo es eliminación de la exención a las viviendas DFL 2, la que podría generar un alza en los arriendos. Romero afirmó que “hay que ser muy idealista para creer que el impuesto lo cubrirá el propietario y no el arrendador, claramente esto se va a reflejar en un alza en los arriendos, y para peor, la especulación que va a generar el Gobierno hará que esto sea de manera generalizada, incluso en propiedades que no tienen que ver con el DFL2”, cuestión que distintos analistas han indicado que podría llegar a suceder.

La Moneda tiene como objetivo recaudar 4.1 puntos del PIB para poder costear buena parte de su programa de Gobierno, el que además necesita de un resultado determinado para el Plebiscito Constitucional, mientras, la oposición apunta a una reforma que favorezca la inversión y la alternativa del rechazo marca mayoría en las encuestas.


Comparte nuestro contenido

By Diario Cóndores del Baker

Empresa productora de medios y radiodifusión