Comparte nuestro contenido

Como impresentable fue catalogada por la Diputada Marcia Raphael, la situación que está viviendo el servicio de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas de la región de Aysén, la que en la actualidad presenta graves inconvenientes en su administración y ejecución de programas, sumado a la renuncia del ahora ex director del servicio Patrice Van de Maele.

Hace algunas semanas la legisladora por la región de Aysén, se reunió con el director regional de Junaeb, para abordar diversas situaciones que están ocurriendo en la región, como, por ejemplo, lo sucedido con la empresa Hendaya, la cual ha presentado graves inconvenientes en la entrega de alimentos a los estudiantes de toda la región, en donde existen distintos reclamos, desde las manipuladoras de alimentos, los apoderados y los mismos jóvenes.

“Claramente la calidad no está cumpliendo con los estándares necesarios para proporcionar alimento a los niños y jóvenes quienes hoy son los que necesitan una mayor protección respecto a la alimentación para poder estudiar” mencionó la Diputada.

Junto con ello, la parlamentaria mencionó las dificultades que presentan en la actualidad las residencias familiares, un importante beneficio al que es posible acceder solo si eres renovante de educación media, para lo que agregó que “existen 80 postulantes nuevos de educación superior, quienes lamentablemente no pueden acceder a la beca de residencia familiar porque no son renovantes. Por tanto, es un gran cuello de botella para aquellos alumnos que estudian en los liceos de las distintas provincias de la región y que, por no ser renovantes, no pueden postular a este beneficio. Ese claramente es un gran desincentivo para que todos los jóvenes puedan terminar su enseñanza media en sus liceos respectivos”.

De acuerdo con ello, señaló también la problemática con la beca Aysén y beca Patagonia, las que a la fecha aún no les son depositadas a los alumnos beneficiados, indicando que “es necesario darles mayor celeridad a los procesos de entrega de las becas, ya que generalmente los jóvenes reciben este aporte en junio o julio y a pesar que les llega retroactiva, son las familias quienes deben autofinanciar dichos estudios”.

Dentro de lo expuesto por la Diputada Raphael, también está considerada la demanda nacional que tiene relación con el monto de la beca de alimentación de educación superior (BAES), la que no aumenta su valor de los 32 mil pesos desde hace 10 años. Para ello, agregó que “es importante que el gobierno escuche las demandas de los estudiantes y para eso, es vital que exista el nombramiento completo de autoridades cuanto antes. Si el director de Junaeb renunció, corresponde que prontamente se designe una nueva autoridad para este servicio que está siendo fuertemente solicitado por la comunidad estudiantil”.


Comparte nuestro contenido