Comparte nuestro contenido

Tres procedimientos policiales adoptaron los detectives de la Prefectura Provincial Aysén de la Policía de Investigaciones de Chile, en coordinación con el Ministerio Público, durante este fin de semana en la ciudad de Puerto Aysén, se trató de dos detenciones flagrantes, una por el delito de daños y otra por los delitos de amenazas y porte de arma cortante, y la ubicación de una niña de 12 años que se encontraba desaparecida desde el día sábado en horas de la noche.

Daños

Sobre la diligencia policial en torno al delito de daños, el jefe de Servicio de Aysén, subcomisario Hans Suazo, señaló que “una persona de sexo masculino concurre a realizar una denuncia, indicando que momentos antes había tenido una discusión mientras transitaba en su vehículo particular con el conductor de otro móvil, descendiendo de este una mujer quien, sin explicación alguna, habría causado daños en uno de los espejos del vehículo. A raíz de esto, se efectuaron las primeras diligencias por personal de turno de la PDI, logrando ubicar a esta persona y procediendo a su detención por el delito flagrante de daños”.

Tras informar los antecedentes al Ministerio Público, José Luis Palominos, fiscal subrogante de Aysén, instruyó a la PDI “el desarrollo de diversas diligencias, logrando materializar la detención de la imputada y, posteriormente, en atención a las particularidades propias del caso, se optó por dejarla apercibida conforme al artículo 26 del Código Procesal Penal”.

Amenazas y porte de arma cortante

En torno a otro de los hechos ocurridos durante el fin de semana, el subcomisario Hans Suazo, detalló que “se contacta al nivel de emergencia 134, una mujer quien residía en la ruta Aysén-Chacabuco, indicando que un vecino habría ingresado a su inmueble sin su autorización, portando un arma cortante del tipo machete, con claras intenciones de agredirla, esto al parecer por problemas que mantendrían con anterioridad y que no sería la primera vez que esta persona habría ingresado al inmueble”.

El jefe de servicio de la provincia de Aysén, indicó que “detectives de turno de la PDI se trasladan hasta el sector y al momento de ingresar al domicilio escuchan gritos de auxilio por parte de la denunciante y por otro lado se observa que la pareja de esta forcejea con el sujeto, ante lo cual los detectives proceden a detener a la persona por el delito de amenazas y porte de arma cortante”.

Gracias al trabajo coordinado con la Fiscalía local, el imputado fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de la ciudad. Sobre la audiencia, el fiscal José Luis Palominos agregó que “pasó a audiencia de control de detención el día domingo 13 de marzo, materializándose la formalización del mismo, quedando con la medida cautelar de prohibición de acercarse a las víctimas y su domicilio”.

Presunta desgracia

Por otro lado, durante el domingo “una mujer denuncia que su hija de 12 años, por situaciones familiares, el día sábado alrededor de las 23:00 horas habría salido del inmueble que habitan en Puerto Aysén, sin hasta el momento saber de su paradero, ignorando dónde podría estar quedándose. A raíz de esto, los detectives realizaron las diligencias para ubicar a la niña, concurriendo a diferentes lugares de la comuna, fue así que en horas de la noche del domingo se logró ubicarla deambulando por la ciudad, siendo trasladada al Hospital junto a un familiar para constatar su estado de salud. En coordinación con el fiscal de turno, se procedió a hacer entrega de la niña a su madre”, expresó el jefe de Servicio de Puerto Aysén, subcomisario Hans Suazo.

Finalmente, el detective realizó un llamado a la ciudadanía a “contactarse con la PDI, al nivel de emergencia 134 o directamente en los complejos policiales, en la eventualidad que estén siendo víctimas de algún delito o que estén en presencia de algún hecho constitutivo de delito en la comuna de Puerto Aysén”.


Comparte nuestro contenido