Comparte nuestro contenido

Por Aracely Leuquén

Ex Diputada de Aysén

 

La Convención Constitucional rechazó reformas importantes a la industria minera entre las que figuraba el fortalecimiento de la propiedad estatal en los yacimientos del mayor productor mundial de cobre. El artículo que originalmente otorgaba al Estado derechos mineros exclusivos sobre litio, metales raros e hidrocarburos y una participación mayoritaria en las minas de cobre, enfrentó fuerte oposición del sector minero.

El pleno de esta instancia autorizó enunciados sobre «acceso equitativo y no discriminatorio a la energía», el estatus de las playas y la protección del territorio chileno antártico, entre otros.

Honestamente, grande es la inquietud respecto a quienes asesoran a los actores políticos en dichos temas. Cuando se trata de vocaciones productivas importantes para Chile, no es posible arriesgar la redacción de normativas determinantes para el progreso futuro solo por afán ideológico.

Del mismo modo, en el ámbito pesquero cuesta dimensionar la mirada que existe respecto a esta relevante arista para el desarrollo de zonas dedicadas al sector. En una región como Aysén la pesca siempre se considera conflicto y jamás oportunidad. Cuando hablamos de regiones descentralizadas seria fundamental que la Convención tuviera reales espacios de participación para abordar estos temas. Sin embargo, no existe mirada corporativa ni institucional al respecto, solo esfuerzos políticos individuales que se valoran, pero no son suficientes.

La Comisión de Medio Ambiente de la Convención ha logrado el voto favorable a normas sobre derechos de la naturaleza, acceso al agua y sobre la responsabilidad del Estado en la lucha contra el cambio climático, entre otras. Amplios conceptos sobre los cuales existen incertidumbres, lo que sin duda genera trabas para la reactivación económica del país luego de la compleja crisis social, política, sanitaria y económica.

Difícil revertir los escasos procesos de participación ciudadana para la redacción de una propuesta constitucional para el nuevo Chile que todos queremos para las futuras generaciones. Nos aseguraron una Constitución para Chile, pero en temas productivos, económicos, éticos y valóricos, solo algunas decidirán por Chile.-


Comparte nuestro contenido