Comparte nuestro contenido

Con una masiva concurrencia de padres y familiares se vivió la primera visita que recibió el contingente recientemente acuartelado en el Regimiento N°8 “Chiloé”, el domingo recién pasado.

Durante esta actividad, se vivieron emotivos momentos donde los familiares de los jóvenes provenientes de la Región de Aysén,  tuvieron la oportunidad de reencontrarse con sus hijos y conocer las dependencias de la unidad, como también compartir con los instructores e interiorizarse del quehacer de los jóvenes.

Carlos Loncón, de Puerto Aysén, hermano de Cristian, señaló “Mi hermano está realizando el servicio militar voluntario, mi percepción ha sido bastante buena, tienen una vestimenta adecuada para el clima de la región, sus instructores son de un trato cercano y humano. Lo veo muy motivado, incluso más antes que ingresara”.

Para cerrar la jornada, se realizó una ceremonia en el patio de formación de la unidad, ocasión en la cual el Comandante del Regimiento, Coronel Emilio Larenas Guzmán, se dirigió a los familiares y amigos  a quienes expresó su agradecimiento por  su asistencia a la actividad, asimismo instó a los jóvenes conscriptos a poner todo su compromiso y motivación en el inicio de su instrucción militar como Zapadores de la Trapananda.  


Comparte nuestro contenido