Comparte nuestro contenido

Todos los años, comenzando la época más fría del año, los productores ganaderos del extremo sur del país, comienzan sus preparativos para afrontar la época invernal, que durante estos últimos años ha estado marcada por olas de frío y lluvia, por mencionar algunos impactos del cambio climático.

Acopiar forraje, adquirir insumos e  implementación necesaria para afrontar estos siguientes meses, y especialmente salvaguardar la producción ganadera, son una de las principales preocupaciones de los productores, por lo cual, el apoyo de instrumentos de INDAP, vienen a complementar el trabajo productivo en materia de asistencia financiera.

Bajo este contexto que es que el Director Regional de INDAP Aysén (S) Ricardo König, hizo un llamado a los productores locales a considerar, los Créditos de Corto Plazo con que cuenta la institución, así como también el apoyo que brindan los Seguros Ganadero Bovinos y ovinos, todos, instrumentos que están enfocados a sostener y apoyar la inversión de los productores locales.

Con el fin de poder apoyar a nuestros usuarios, sobre todo en este período, es que INDAP pone a disposición estos instrumentos financieros que permiten salvaguardar cualquier evento futuro, como escasez de forraje o eventos fortuitos, que puedan mermar la masa ganadera.

“Estamos conscientes de lo que significa para nuestros productores mantenerse activos y resguardar su inversión durante estos tiempos, por lo mismo el llamado es a considerar estos créditos de Corto Plazo, y  por otro lado, considerar los Seguros Ganaderos, estos últimos permiten a través de una Aseguradora, resguardar la masa ganadera frente a eventualidades que puedan suscitarse ya sea por: efectos climáticos, intoxicación de los animales, hurtos o accidentes, entre otros. Se trata de seguros cofinanciados por INDAP en hasta un 95% de su prima neta, permitiendo reparar en parte o en su totalidad, las consecuencias materiales negativas, causadas en la masa ganadera asegurada por efectos de un siniestro”, señaló Ricardo König Parada, Director (S) de INDAP Aysén.

De esta manera,  el Crédito a Corto Plazo, enfocado a clientes de INDAP, pasa a ser un importante apoyo como recurso económico dirigido a productores que deseen invertir o potenciar sus rubros, cuya capacidad de generación de recursos permita el pago total de la obligación dentro de un plazo de 359 días, lo que puede ser reajustable o no, y dónde la modalidad de pago puede ser establecida en una cuota anual o en varias cuotas, de acuerdo a los flujos de ingreso de productor.

Quienes se sientan interesados deberán acudir para mayor información a las agencias de área de INDAP de la región de Aysén, con sede en: Cochrane, La Junta, Río Ibáñez, Chile Chico, Coyhaique, Puerto Aysén o en la oficinas de INDAP de Cisnes y Villa O’Higgins.

Recomendaciones para la época otoño –  invierno 2022

1.- Ajustar la carga animal para no deteriorar el recurso pradera y evitar deficiencias nutricionales del ganado. Ello implica la descarga de animales (venta o medianería) oportuna, por ejemplo, eliminar animales que hayan cumplido su ciclo productivo anticipadamente (vacas de rechazo, vacas secas y toros).

2.- Considerar la realización de un balance forrajero, con el objetivo de adelantarse a los requerimientos invernales (periodo en que las praderas se encuentran en latencia invernal) y presupuestar la adquisición de suplementos alimenticios de acuerdo a la necesidad de cada explotación. De esta manera, el balance forraje de cada predio debe estar orientado a estimar la disponibilidad de forraje en pie del que se dispone, estimar la necesidad de forraje conservado y planificar el uso de concentrados de manera estratégica, mediante el cálculo de raciones que permitan cubrir los requerimientos de los animales desde el punto de vista nutricional y de acuerdo al objetivo productivo. En el caso de la Agricultura Familiar Campesina, se recomienda realizar el balance forrajero con el asesoramiento y supervisión de un profesional de apoyo.

3.- Si se va a realizar pastoreo directo de praderas, es importante dejar un remanente no inferior a los 5 cms, para que la pradera no sea perjudicada en su potencial de recuperación de crecimiento primaveral.

4.- Importante hacer monitoreo de plagas, como la cuncunilla negra, entre abril y mayo, para poder hacer un control oportuno a más tardar en junio, posterior a esa fecha los controles se hacen más complicados y caros.

Finalmente, el director regional de INDAP (S), Ricardo König Parada, hizo un llamado a los usuarios de INDAP, a utilizar anticipadamente estos y otras instrumentos del INDAP a efectos de prepararse con antelación al periodo invernal. Tal como ya lo hacen los usuarios pertenecientes al PRODESAL, quienes a través del Fondo de Operación Anual, FOA,  que les permite optar hasta un monto de hasta $115.000 pesos al año, ya están proceso de adquisición de insumos para enfrentar este próximo invierno.


Comparte nuestro contenido