Comparte nuestro contenido

*Las acciones han contemplado fiscalizaciones a embarcaciones de todo el litoral aysenino, además de locales establecidos dedicados a la comercialización de mariscos. Se instalarán barreras sanitarias.

A través de un trabajo intersectorial desarrollado entre la Armada, Sernapesca y la Seremi de Salud, desde hace varias semanas que se está trabajando en un programa de fiscalización orientado a los ámbitos de extracción y comercialización de mariscos a lo largo de toda la región de Aysén; medidas que tienen como principal objetivo la detección oportuna de productos con toxinas de Marea Roja.

Así lo detalló el Fiscalizador de la Seremi de Salud, Patricio Vera, quien se refirió a la labor que se está llevando a cabo en distintos puntos del litoral, recalcando la necesidad que sean los propios pescadores artesanales quienes colaboren en la prevención de la Marea Roja.  “Nos encontramos en Puerto Aguirre, realizando las tareas de fiscalización y educación sanitaria hacia toda la comunidad, próximos a zarpar con los funcionarios de la Armada para recorrer algunos sectores que están autorizados bajo las resoluciones que emite el Laboratorio de Marea Roja, a través de los análisis de toxinas marinas. Quiero dejar un mensaje a la comunidad tanto local, como regional, acerca del consumo seguro de recursos del mar, comprando mariscos en locales que estén autorizados, analizados. Y por otro lado, a los pescadores artesanales para que cuando se encuentren en zonas de extracción, eviten alimentarse de estos productos hasta no tener los resultados de los análisis de las toxinas, para un consumo seguro”.

En este contexto, la Seremi de Salud Aysén, Carmen Monsalve, junto con destacar el trabajo del Comité regional de Marea Roja, reiteró la importancia del autocuidado al interior de la propia comunidad. “Desde hace varias semanas que el Comité Regional de Marea Roja viene ejecutando diversas acciones para resguardar la salud de la población, desde fiscalizaciones en las zonas de extracción de mariscos, hasta su posterior venta en los locales comerciales.  Estamos colocando todos nuestros esfuerzos para evitar intoxicaciones por Marea Roja, por lo que nuestra principal preocupación es por el comportamiento que presente la propia comunidad durante Semana Santa, donde esperamos que la comunidad no consuma mariscos que tengan duda procedencia o en el comercio informal, ya que no solo pondrá en riesgo su salud, si no que la de todo su grupo familiar. No hemos cesado de analizar mariscos en nuestro laboratorio para dar tranquilidad a la comunidad”.

Recuerde siempre adquirir o consumir mariscos de locales establecidos, los cuales deben contar con  la certificación del laboratorio de la Seremi de Salud.


Comparte nuestro contenido