Comparte nuestro contenido

  • La actividad, realizada en el Museo Regional de Aysén, contó con la participación de los seremis de Energía y Medio Ambiente, el gobernador subrogante la región y el alcalde de Cisnes, quienes dialogaron en torno a la incorporación de la geotermia en la matriz energética de Aysén.
  • La investigación multidisciplinaria realizada por el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA) determinó que la instalación de una planta de cogeneración geotérmica es factible desde las componentes sociales, económicas, técnicas y legales evaluadas.

El Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA) realizó este miércoles el conversatorio “Orientaciones para la generación eléctrica en base a geotermia en la Región de Aysén», en el marco de actividades de finalización del proyecto FIC «Factibilidad de cogeneración geotérmica en Puyuhuapi”, ejecutado por dicha institución y financiado por el Fondo para la Innovación y Competitividad del Gobierno Regional de Aysén.

El estudio, realizado entre los años 2020 y 2022, incluyó las perspectivas sociales, técnicas, económicas y legales en torno a la instalación de una planta de cogeneración geotérmica en la localidad de Puyuhuapi, comuna de Cisnes. En este marco, se realizaron diversos estudios geológicos y geofísicos; levantamiento de necesidades energéticas de los habitantes de la zona; evaluación de diversos escenarios económicos y revisión de los trámites legales necesarios para llevar a cabo un proyecto de esta índole. Estos aspectos fueron también incluidos en las orientaciones para el trabajo a futuro, incorporados en la Hoja de Ruta que el CEGA entregó esta mañana a las máximas autoridades regionales.

El investigador del CEGA y coordinador del proyecto, Nicolás Pérez, indicó que “analizamos, desde una perspectiva multidisciplinaria, distintas variables durante estos dos años. Nuestra conclusión es que la construcción de una planta de cogeneración geotérmica es factible en Puyuhuapi. Por ejemplo, el agua termal de la zona puede alcanzar entre 120º y 150º en profundidad, temperatura suficiente para generar electricidad”.

Este proyecto señala que en Puyuhuapi podría instalarse una pequeña planta de cogeneración, la que podría generar entre 0,3 y 1 MW eléctrico. El calor residual de esta planta se ocuparía para otro proceso productivo, como la construcción de invernaderos, calefacción distrital o balnearios turísticos.

En ese sentido, el seremi de Energía de Aysén, Carlos Díaz, destacó que “la geotermia es una tecnología muy atractiva, que sin duda tenemos que analizar. Puede ser complementaria a otras fuentes de generación, como la eólica o la hidroeléctrica. El beneficio de la geotermia respecto a esas otras fuentes es que, además de la generación eléctrica, tiene un importante aporte térmico que se podría aprovechar para reemplazar la calefacción a leña en Puyuhuapi mediante calefacción distrital”.

Por su parte, el director del CEGA, Diego Morata, sostuvo que la Región de Aysén cuenta con un gran potencial geotérmico, “tanto para calefacción como generación eléctrica, lo que podría transformarse en una solución para las variadas demandas energéticas de la zona”.

“Lugares como el Fiordo de Aysén, Puyuhuapi y el Lago General Carrera son algunas de las localidades con mayor presencia del recurso. Por lo mismo, sabemos que es un terreno fértil al momento de proyectar la inclusión de energía limpia, sustentable y costo eficiente como lo es la geotermia”, explicó Morata.

Participación de la comunidad

Un punto relevante del trabajo realizado por CEGA en la región fue la activa participación de las personas de Puyuhuapi en el transcurso de estos dos años. Previo a la presentación del 1 de junio, el equipo del Centro estuvo en la localidad conversando con una decena de vecinos de Puyuhuapi.

En la instancia se mostraron los resultados y pasos a seguir para la construcción de una planta de cogeneración geotérmica, en donde las y los vecinos dieron a conocer sus impresiones y anhelos ante esta posibilidad.

El alcalde de Cisnes, Francisco Roncagliolo, manifestó que “estamos muy contentos como comuna de que se haya desarrollado este proyecto en Puyuhuapi con la participación de la comunidad y distintos actores locales. Este proyecto significa una alternativa viable y tenemos las características necesarias en la zona para hacerlo”.

La encargada del área social del proyecto e investigadora CEGA, Sofía Vargas, apuntó a que un punto importante a considerar es que “la aceptación social de un proyecto de estas características es que no es estática, puede ir cambiando”.

“La localidad tiene la intención de que este proyecto se realice porque se ve como una oportunidad de mejorar la calidad de vida. También es necesario considerar que es una planta pequeña, lo que generaría poco impacto en el territorio y paisaje. Esta motivación es como una semilla, que hay que cultivar y germinar para que el proyecto se pueda realizar, considerando las variables sociales”, explicó Vargas.

Pasos a seguir

El seremi de Medio Ambiente de Aysén, Julián Cárdenas, remarcó que este proyecto posibilitaría diversificar la matriz energética de la región y ayudaría a descontaminar los diferentes poblados de la zona. “Nos permitiría tener una energía limpia, producida por una fuente renovable, no convencional, pero que es altamente limpia y provechosa, en cuanto no demanda la quema de combustibles fósiles, sino que utiliza netamente la temperatura de nuestro planeta para obtener alta cantidad de energía eléctrica”, sostuvo Cárdenas.

El Gobierno Regional de Aysén también estuvo presente de la actividad a través de su gobernador subrogante, Oscar del Solar, quien manifestó que “este FIC nos servirá para desarrollar futuras iniciativas. Esto nos permite tener un conocimiento, bases y datos para desarrollar este trabajo, que es muy acorde a lo que sucede en el planeta con las energías renovables y el cambio climático”.

Nicolás Pérez puso énfasis en la necesidad de realizar una mesa de trabajo para generar los lineamientos bases para que la planta de cogeneración geotérmica en Puyuhuapi sea una realidad.

“Esta sería la planta geotérmica más austral del mundo, lo que también posicionaría a la Región de Aysén como un atractivo turístico. Hay otras zonas en la región que debemos seguir investigando, como las termas de Puerto Pérez. Esto nos llama a seguir indagando en esta información y profundizar nuestro conocimiento, para que en un futuro cercano la geotermia sea una realidad en Aysén y se convierta en la región geotérmica de Chile”, indicó el coordinador del proyecto.

La Hoja de Ruta entregada al Gobierno Regional de Aysén incorpora los pasos, responsabilidades, conocimientos técnicos y sociales que deben tener las autoridades y organismos privados al momento de promover un proyecto de estas características, respetando variables técnicas, sociales, ambientales y legales.


Comparte nuestro contenido