Comparte nuestro contenido

  • Seremi de Salud de Aysén estuvo fiscalizando durante Semana Santa, mientras que la Dirección Municipal de Medio Ambiente priorizó limpiezas en marisquerias

Por más de dos horas, autoridades regionales, concejales y el alcalde Carlos Gatica, se reunieron en el Centro Cultural de Coyhaique, para  analizar y generar un plan que refuerce y descongestione el sistema de recolección de basura en la comuna, una problemática que nuevamente tiene preocupada a la ciudadanía, debido a la cantidad de basura que se reflejan en las calles de la capital regional.

Según los antecedentes entregados por la autoridad comunal, el retraso de los retiros corresponde a la falta de personal en la sección de recolectores y/o peonetas, situación generada debido a incumplimientos en el pago de las remuneraciones, así como también la falta de elementos de protección.

“Estuvimos hablando en cómo va a evolucionar y qué carta podemos tomar en el sistema de recolección de residuos domiciliarios, entendiendo que este problema recae en una crisis nacional por la falta de camiones y la inestabilidad que tienen las empresas; hoy en día estamos buscando un plan de contingencia que fortalezca el servicio que se ofrece en nuestra comuna”, expresó el alcalde Carlos Gatica.

En esa misma línea, la Seremi de Salud Aysén, Carmen Gloria Monsalve, se refirió al plan que desarrollaron en el fin de semana religioso “como autoridad sanitaria estuvimos fiscalizando con rondas, con toda la disposición  por el tema de la basura, y con el objetivo de que son se presentará más complicaciones”, dijo Monsalve.

 “Hoy en día estamos viviendo una situación coyuntural, y por lo mismo tenemos que ser capaz también de reducir nuestra generación de basuras y de tener un enfoque más unitario, y con la presencia de puntos de reciclajes”, manifestó Julián Cárdenas, Seremi del Medio Ambiente.

Por otro, el alcalde Carlos Gatica convocó a los trabajadores y al gerente de la empresa para firmar nuevos acuerdos que garanticen los pagos y derechos de los trabajadores recolectores de basura.

“A los recolectores se les va a aumentar su remuneración de $500 mil a $650 mil y a los conductores de $700 mil a $850 mil, con la condición de que, el servicio debe estar completamente desarrollado, además le propusimos a la empresa que si existe un atraso en los pagos, se les pagará un bono de 50 mil pesos a los trabajadores, es decir, si la empresa se atrasa dos días ya no sería $50 mil sino $100 mil, y esos fueron los puntos mínimos para poder llegar a un acuerdo con los peonetas, conductores y el gerente de la empresa privada”, concluyó Gatica.


Comparte nuestro contenido