Comparte nuestro contenido

La autoridad comunal manifiesta que el polvo en suspensión está afectando la calidad de vida de los vecinos del sector y no hay fiscalización adecuada del plan de mitigación de la empresa contratista por parte de Vialidad.

Si bien hay satisfacción en la comuna de Cochrane por los avances de las obras de mejoramiento y pavimentación en los accesos norte y sur de la ciudad, hay una serie de inconvenientes que éstas generan.    

El alcalde de la sureña comuna, Jorge Calderón Núñez, manifestó que desde el municipio valoran profundamente la ejecución del proyecto. “Se trata de obras muy necesarias y que permiten el avance de la comuna. Sin embargo, estamos al mismo tiempo conscientes de las distintas dificultades e inconvenientes que ocasionan faenas de esta naturaleza, y por lo tanto, creemos firmemente que los planes de mitigación son fundamentales para minimizar el impacto negativo hacia la comunidad. Y en ese sentido es que echamos de menos el rol fiscalizador de Vialidad y el compromiso por parte de la empresa que realiza los trabajos, porque durante meses prácticamente ha sido nula o casi inexistente la cantidad de riego a la vía que permita disminuir el polvo en suspensión que afecta directamente a los vecinos que habitan ese lugar”.

Existe un tránsito permanente de camiones que transportan material de descarte entre la entrada sur y norte de Cochrane, y que además de deteriorar el camino genera de manera permanente una gran cantidad de polvo en suspensión, provocando una serie de incomodidades en los vecinos que viven en el sector.

“La calidad de vida de nuestros vecinos está siendo alterada de manera negativa, prácticamente hoy día no es posible abrir puertas ni ventanas o cosas tan cotidianas como secar ropa, es casi inviable. Los vecinos tienen y han manifestado sus dudas respecto de la afectación a su salud dado que están respirando de manera permanente y constante este polvo en suspensión. Exigimos que Vialidad fiscalice la correcta ejecución de las obras de mitigación y que la empresa deje de hacer oídos sordos a demandas que se les han planteado de manera permanente durante los últimos meses. Lamentablemente no han sido capaces de generar una buena convivencia por la salud de las personas y por supuesto también para disminuir el impacto de obras de estas características que deben estar contempladas en el proyecto”, cerró el alcalde de Cochrane.


Comparte nuestro contenido